La Tinta de Toro es un tipo de uva Tempranillo, de hecho se la conoce también como la Tempranillo de Castilla. Aporta una enorme personalidad al vino, gran color y buquet exquisito. Es una uva de gran finura y muy aromática, con un color rubí muy característico y con escaso nivel oxidativo, lo que proporciona un largo envejecimiento a los vinos.

Los vinos de la D. O. Toro han tenido siempre fama de vinos muy densos, corpulentos y potentes, de los que casi pueden masticar. Son características que aporta la variedad Tinta de Toro, que sin embargo, es capaz, sin llegar a perder esta potencia, de desplegar una elegancia suave y discreta, hacia la que, en los últimos tiempos, han tendido los vinos de la D. O. Toro, adaptándose a los gustos de los nuevos consumidores.