Matsu significa “esperar” en japonés, y es quizá el concepto que mejor define la filosofía que inspiró los vinos de esta colección. Significa esperar a que la naturaleza cumpla sus tiempos sin tratar de interferir ni acelerar los procesos, práctica habitual en la DO Toro. Esperar a que el vino vaya marcando lo que necesita en cada fase y esperar al momento adecuado para poder disfrutarlo.